reeduca_fotoniña3

Si tienes un niño gordo, tú eres el responsable

Si tienes un niño gordo, deja de mirar a otro lado porque tú eres el responsable. No es momento de dramatizar, pero sí de hablar claro de una vez. Estoy seguro (como no puede ser de otra manera), que tu eres lo mejor para tus hijos y ellos para ti. Te admiran y al mismo tiempo observan cada movimiento que haces para intentar copiarlo.

Si eres un padre o una madre con sobrepeso y no pones remedio, lo que estas transmitiendo a tus hijos es que “estar gordo/a esta bien”. Si haces ejercicio, pero comes comida basura, tus hijos seguirán tu ejemplo. 

NO TIENES TIEMPO PARA COCINAR

Es el mal endémico de la sociedad actual. Algunos padres dan prioridad a sus trabajos en vez de pasar el tiempo con sus hijos, así de claro. Bajo la excusa de “no tengo tiempo” se compran pizzas y otros alimentos basura simplemente por la pereza que da ponerse a cocinar otros mucho más saludables. 

¿Sabes lo que están aprendiendo tus hijos de esta manera? A cocinar patatas fritas, empanadas, pasta, pizzas y a comer helados.

En este sentido y no menos dramático, con tal de evitar el disgusto o la rabieta de los hijos, es habitual concederles los “antojos y deseos” de estos y sobre todo para acallar los propios pensamientos internos de “soy un mal padre o una mala madre” en el caso de no acceder a sus deseos.

LA TELEVISIÓN

Si, efectivamente, la televisión, la consola…. es un maravilloso “colchón de oxígeno” para algunos padres que evitan así ocuparse de sus hijos por un rato, por estar “demasiado ocupados” en ellos mismos. La televisión fomenta el sedentarismo y reduce el tiempo para dedicarlo por ejemplo a realizar cualquier otra actividad física.

Además de ser un medio para fomentar la ingesta de alimentos poco saludables, tanto la televisión como el uso excesivo de las consolas o los móviles, estos en general,  perjudican la comunicación en el hogar, provocada en la mayoría de casos por el exceso de individualismo o por los diferentes estilos de educación de los padres.

PREMIOS BASURA

Cuando le prometes a tu hijo/a un heladito si se come las verduras, le estas dando un mensaje claro: el helado es algo excelente y las verduras son el paso previo para conseguir el premio deseado.

Me produce tristeza el contemplar como una y otra vez este asunto se intenta abordar enviando a los niños a un nutricionista o a un endocrino, en vez de observar la situación de manera integral y considerar como muy probable que existe un problema emocional con base paterna o materna.

Afrontar este problema con ayuda de un profesional emocional sería una acertada solución para trabajar entre otros puntos la gestión de las emociones, las convicciones limitantes y un plan de mejora de hábitos saludables. Pero del compromiso hablaremos en otra ocasión.

Luis Amor

Síguenos en las redes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies