Sin compromiso no hay acción

Sin compromiso no hay acción

En multiples ocasiones he sido consciente de que sin compromiso no hay acción. De nada sirve poner la mejor voluntad y el mejor interés en conseguir algo si no hay compromiso. Cuando deseas cambiar algo en tu vida, por mucho que te empeñes, aguantarás hasta que el interés y la curiosidad se diluyan en el tiempo.

Puede ser por una baja autoestima, porque ya te has acostumbrado o seguramente porque no te tomas a ti misma o a ti mismo en serio, en muchas facetas de tu vida, la falta de compromiso es el éxito casi asegurado del sabotaje. Si no eres capaz de compromete va a resultar muy difícil pasar a la acción de una forma efectiva.

Y el primer paso para ese compromiso es la aceptación de uno mismo. Si deseas adelgazar pero lo que te dices a ti mismo es que estás demasiado gordo o que todo se debe a la genética familiar, no podrás ponerte en nunca en acción. Aceptar es comprender que tu situación actual es como es, que no va a cambiar de la noche a la mañana, por tanto comienza por  agradecer las cosas valiosas y buenas que tienes.

No se trata de resignarte ni conformarte con lo que eres, sino aceptar tu situación actual y comprometerte con el cambio que deseas, entendiendo que te llevará algún tiempo conseguir tu objetivo. Ese es el aprendizaje. No busques más remedios, ni escusas. Comprende qué debes aceptar y por lo tanto que puedes modificar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies