Sobre mí

Hola, me llamo Luis, tengo medio siglo a mis espaldas y entre otras muchísimas cosas me considero un pensador incansable acerca del comportamiento humano.

He dado un enorme sentido a mi vida desde que aplico conmigo mismo las herramientas de desarrollo personal aprendidas todos estos años, desterrando los “porqués” y dando la bienvenida a los “para qués”

Considero que tengo grandes ramalazos de creatividad y perseverancia al diseñar mis web y mis contenidos en redes sociales, aunque nunca me he dedicado a ello profesionalmente. Todo es posible.

Un poco de historia

Para llegar a este punto he tenido que caerme muchas veces (y las que me quedan). Después de casi 15 años ligado a la empresa familiar, hice un curso intensivo de tres meses sobre cómo gestionar mis miedos cuando decidí cambiar de aires.

Significaba hablar con mi padre y decirle ” gracias, te quiero,  pero me voy”.

Y esa fue mi primera gran decisión. Salir de la zona de confort ¿te suena?. Te aseguro que  “curraba” mucho, pero llegaba a casa “vacío”, con la sensación de que todo lo que hacía se diluía, sentía que estaba dirigido por hilos imaginarios.

Y no pasó nada

Cuando estuve preparado lo hice, todavía lo recuerdo. Pensaba que al irme, algo malo sucedería y  seguro que mi padre no me lo perdonaría, todo por mi culpa. Gracias, te quiero pero me voy. 

No ocurre nada porque todo está en tu cabeza

La segunda en la frente

Durante cinco años disfruté de un magnifico proyecto propio. Centro de Nutrición y reeducación alimentaria. Comprometido con mi trabajo y con el deseo de ayudar a los demás crecí como persona y conseguí encontrar la libertad personal y profesional que anhelaba. Hasta que “la crisis” me invitó a cerrar las puertas.

Lidiar con "lo ves, ya sabía yo que te pasaría esto" no fue agradable, pero comprendí que ese era mi aprendizaje.

1ª Creencia Limitante

A partir de aquí, de nuevo degusté el maravilloso mercado laboral en España a partir de los 45 años, aceptando trabajos que cuanto menos, rayaban la legalidad (omito poner nombre la calidad por estar en horario infantil). ¿Por qué?. Mi creencia era que si conseguía trabajo en lo que fuese, me sentiría útil y activo en la sociedad. 

Cerca de tres años vendiendo a puerta fría, junto con frío del invierno y el calor del verano a las cuatro de la tarde. Aprendí a ser resiliente y la perseverante comercial condigiriendo los noes y la educación de la gente. Y cada mes lo mismo. Si vendes y cumples el mínimo de ventas, “vamos campeón”. 

Y si no lo conseguía, dependiendo de la antigüedad, te daban el mes de gracia, “invitándote” a cerrar la puerta por fuera al mes siguiente.

2ª Creencia Limitante

Estaba exhausto emocionalmente. No podía entender que mi vida comercial de tantos años se limitase a trabajos de puerta fría. Algo estaba fallando. ¿Qué es lo que estaba atrayendo a mi vida?. Estaba proyectando escasez y esto es lo que recibía.

Mi vida se asemejaba más a una peonza girando de un lado al otro que a una vida en coherencia con mis valores. Y entonces fue cuando decidí parar. 

Fue en una tarde de Abril cuando le di mi primer gran abrazo al coaching . Hice un pacto en ese momento conmigo mismo.
APRENDER A QUERERME

¿Quién soy?, ¿Qué soy?

Lo primero que hice fue cambiar mi manera de creer lo que es un trabajo. Y lo segundo, pensar en que posición o situación estoy yo con respecto a ese sistema social.

Le di nombre a mi nuevo “curriculum Vitae”, LUIS AMOR

MIS VALORES EN LÍNEA

Humildad , compromiso y perseverancia. Desde aquí, transito con estos valores, vivo el presente y cuido con amor mi persona ayudando a otras a cuidar la suya.

SENTIDO COMÚN Y DUDAR

Le guiño el ojo al sentido común y a mi querida intuición, tantas veces ignorada. Dudo sobre las cosas que veo y las que escucho a mi alrededor para ser consciente de que la mayoría de las cosas son diferentes a como nos las cuentan en los telediarios.

APRENDO DE OTROS

Abrazo a todo aquello que me hace crecer y doy una palmadita en la espalda a lo que me hace pequeño.

El no juzgar me ha permitido entender que haciéndolo soy el reflejo vivo de mis propias circunstancias. Pero para llegar hasta ahí he tenido que ir encendiendo bombillas y apagando otras.

Aceptarme tal como soy, con mis luces y mis sombras para saber observarme desde fuera, Ahora cuido mi lenguaje interior. 

Un camino que considero vital para ser lo que uno quiere y desea ser.  

Coach Profesional con Practitioner en PNL e Inteligencia Emocional

Coach Ejecutivo psicológico experto en equipos directivos familiares.

Técnico superior en Nutrición Humana y dietética

International Certificate in Emotional Skills and Competencies (Paul Ekman International)

Diplomado en Marketing y Gestión de Empresa y en Publicidad Digital

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies