Luis Amor

En Junio del 2004, decidí que era el momento de abandonar la empresa familiar y poner un rumbo diferente a mi vida. No era consciente de que ello supondría salir de la zona de confort, de los “beneficios y  privilegios” y de la vida fácil. 

Un barco de navegación apasionante pero cargado de emociones intensas y con roles entrecruzados donde se mezclaban dos sistemas; el familiar y el empresarial.

Después de unos meses de formación y otros tantos de licencias y permisos, abrí las puertas de mi propio centro de nutrición y dietética. 

Cuatro años maravillosos donde además de llevar la gestión comercial, pude comprobar de primera mano la influencia de las emociones en mis clientes cuando conseguían alcanzar el objetivo de perder peso y la frustración y la culpabilidad al no conseguirlo.

Una experiencia y un aprendizaje inolvidable que se truncó cuatro años más tarde cuando la crisis me invitó a cerrar las puertas de mi centro.

Lidiar con "lo ves, o ya te lo decía yo" no fue agradable, pero comprendí que ese era el aprendizaje

Degusté de nuevo el mercado laboral español por cuenta ajena, (omito describir la calidad por estar en horario infantil).

Pretender trabajar en lo que fuese, para sentirme útil  fue mi error y el aprendizaje. Quería sentirme útil y entrar de nuevo a ser “alguien” en la sociedad.  Sobre todo cuando mi vida se asemejaba más a una peonza girando en un parque que a una vida en coherencia.

Fue en una tarde de Abril cuando le di mi primer gran abrazo al coaching . Hice un pacto en ese momento conmigo mismo.

Ahora vivo el presente

Ahora soy el observador de mi propia vida. Vivo el presente y trabajo con amor y pasión en lo que me gusta. Del futuro nada de nada y del pasado cojo datos que me sirvan para mi presente.

Aprendo de las personas

El no juzgar me ha permitido entender que haciéndolo soy el reflejo vivo de mis propias circunstancias. Abrazo todo aquello que me hace crecer y doy una palmadita en la espalda a lo que me hace pequeño.

Sentido Común y dudar

Le guiño el ojo al sentido común y a mi querida intuición. tantas veces ignorada. Dudo sobre las cosas que veo y escucho a mi alrededor y soy consciente de que las cosas son diferentes a como nos las cuentan en los telediarios.

Titulitis

Coach Profesional en Coaching, Pratitioner en PNL e IE

Coach Ejecutivo experto en equipos directivos familiares.

Técnico superior en Nutrición y dietética

Diplomado en Marketing y Gestión de Empresa y en publicidad digital

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn